Cambiar idioma

La angustia es una valiosa señal para nuestro mejor vivir

La angustia es una valiosa señal para nuestro mejor vivir

La psicóloga Sole Grunert, ha publicado un corto comentario que nos ayuda a entender y a valorar la angustia, como un importante sensor de nuestro SER.

La angustia no es una emoción, es una reacción física o una sensación que surge cuando intento sostenidamente frenar una emoción (miedo, rabia o tristeza) y no sentir. Con este propósito, y generalmente de manera automática, se activan los mecanismos mentales de ‘control’ a través de los pensamientos y el freno corporal a través de la tensión muscular; el diafragma sufre espasmos en este esfuerzo y ello genera esa clásica sensación de opresión en la boca del estomago y/o el pecho.

De esta forma, la angustia me desconecta completamente de mi cuerpo y me saca de mí, generándose un circulo vicioso que la incrementa progresivamente.

Por tanto, cada vez que experimento angustia puedo intentar luchar (inútilmente) contra ella y/o procurar silenciarla y anestesiarla, por un rato, con fármacos. O bien, puedo leerla como una valiosa señal de mi cuerpo y preguntarme qué emoción estoy frenando, qué estoy evitando sentir… sólo así podré hacerme cargo de lo que me sucede, reconectarme, volver a mí… y con ello aliviar esta sensación opresiva tan limitante, pero que nos regala la oportunidad de ser más conscientes.